Estampas
Ir a:

COCINA

Propósitos para el nuevo año

Si estás pensando en mejorar tu alimentación, comienza por explorar qué de lo que estás haciendo en este momento quieres cambiar

MARIÁNGEL PAOLINI |  7 de enero de 2018

Cada nuevo ciclo, como el que iniciamos el 1ro. de enero del 2018, trae consigo la oportunidad de hacer ajustes pare reencausar nuestras metas y propósitos, de hecho, cada día es una oportunidad. No obstante, el Año Nuevo siempre tiene una energía diferente que nos moviliza.

Hoy me permito compartir un breve texto de Elisha Goldstein "Un libro de ejercicios de reducción del estrés basado en la  atención plena":

La intención da forma a nuestros pensamientos y palabras.
Los pensamientos y las palabras moldean nuestras acciones.
Los pensamientos, las palabras y las acciones moldean nuestros comportamientos.
Los comportamientos esculpen nuestras expresiones corporales.
Las expresiones corporales forman nuestro carácter.
Nuestro carácter se fortalece en cuanto generamos acciones.

Sin embargo, la mayor parte del tiempo vivimos sin un propósito, y es entonces cuando miramos hacia atrás muchos años después y decimos: "¿A dónde se fue todo?".

Así que mi invitación es comenzar a vivir como si importara, sacudirnos la apatía y la depresión colectiva en la que estamos sumergidos para comenzar a canalizar cada una de nuestras acciones y expresiones corporales con la intención de alcanzar las metas que nos conducirán a nuestro propósito de vida.

No es una tarea fácil, pero tampoco es imposible, y podemos comenzar con pequeñas acciones en el día, como reconocer cuando nos gana el "fastidio" o cuando nos dejamos llevar por la corriente del "todos lo hacen así" aunque sepas que no es correcto. Si cada uno comienza a generar esos pequeños oasis de atención plena, en muy poco tiempo nuestros espacios comenzarán a tener una energía distinta y podremos avanzar con la intención de hacer que las cosas buenas sucedan.

Gandhi dijo: "Sé el cambio que quieres ver en el mundo". Eso comienza con la intención. Considera, en este momento, cómo quieres estar en este mundo. ¿Cómo puedes recordar tu intención cada día? Y ¿Cómo puedes hacer que se materialice en tu espacio?

Es importante mantener el corazón abierto mientras practicas; no siempre resultará perfecto, por lo que te invito a mirar con gentileza cada día los logros y explorar cómo aceptar la realidad de nuestras imperfecciones. Si eres perfecto, no eres humano; a menos que, como lo dice Goldstain, "Somos perfectos con nuestras imperfecciones".

Si ya tiene una lista de intenciones, comienza a trabajar en tus pensamientos y palabras, erradica de tu vocabulario aquellas expresiones limitantes pues siendo el lenguaje generativo, puedes elaborar tu propia ruta de vuelo para alcanzar tus objetivos.
Si estás pensando en mejorar tu alimentación, comienza por explorar qué de lo que estás haciendo en este momento quieres cambiar. Por ejemplo, respetar los horarios, sincerar el tamaño de las porciones, comer más de lo que es bueno para tu salud. Si quieres mejorar tu salud, evalúa qué dejaste de hacer el año pasado que quieras retomar en este nuevo, como hacer más ejercicio, meditar, leer, o cualquier otra actividad que genere placer y que sabes que te puede conducir a tu meta.

La intención es clave, el plan y su puesta en acción también lo es, pedir ayuda a un profesional o hacer un grupo para acompañarse en el proceso, contribuye a impulsarlo y evitar las recaídas que van ocurriendo con el paso del tiempo.

Si necesitas acompañamiento para alcanzar tus objetivos, puedes escribirme al correo: micocinasegura@gmail.com y con gusto agendamos un encuentro.

Canales