Estampas
Ir a:

MAYTTE

Cinco pasos para desarrollar nuestra fuerza de voluntad

Para ganar fuerza de voluntad, es necesario fortalecer nuestra estima, creer que hacer cosas por nosotros vale la pena

MAYTTE |  7 de enero de 2018

La voluntad es el gran secreto para vencer nuestra resistencia interior y conseguir las metas que nos hayamos planteado. Nos ayuda a vencer la inercia, la apatía o la duda en la que nos sentimos atrapados, y nos impulsa a ponernos en acción para cumplir nuestros objetivos.

Es como un musculo del cuerpo, que podemos desarrollar y fortalecer a través de la práctica y el ejercicio constante, ganando motivación y auto confianza en la medida en que vamos consiguiendo lo que nos hemos propuesto. Para ganar fuerza de voluntad, es necesario fortalecer nuestra estima, creer que hacer cosas por nosotros vale la pena y que en la medida en que afrontamos y superamos la voz interior que muchas veces nos sabotea esa posibilidad, convirtiéndola en un aliado que nos impulse a transformarnos, podremos hacerlo más asertivamente.

Empieza, a primera hora del día, a hacer lo necesario para cumplir con tu propósito; es el mejor momento para lograrlo, contamos con la mayor energía, con el entusiasmo y la claridad mental que necesitamos.

COMIENZA CON METAS PEQUEÑAS. Para fortalecer el musculo de la voluntad necesitas experimentar la sensación del logro, por eso es importante que para comenzar te plantees metas u objetivos, pequeños, posibles y a corto plazo, que te den la posibilidad real de cumplirlos para ir ganando confianza en tu capacidad y la motivación que necesitas para plantearte metas mayores.

USA RECORDATORIOS. Lo que generalmente nos sucede, es que olvidamos algunos de los propósitos que nos habíamos planteado, en el medio de una rutina llena de responsabilidades y pendientes que se acumulan. Te sugiero que uses recordatorios para mantenerte enfocado en cumplir con tus objetivos, con voluntad, disciplina y determinación, pues solo así, podrás cumplirlos. Una alarma en tu celular, una nota pegada en tu computador o en el retrovisor de tu carro, pueden ser suficientes para mantenerlos presentes.

GANA AUTOCONFIANZA. Cuando llegamos a la conclusión de que nos falta voluntad para lograr o conseguir algo, generalmente es porque nos sentimos inseguros, incapaces de lograrlo o temerosos de no poder hacerlo. Vale la pena reafirmar la confianza en tu capacidad, recordando tus logros anteriores y pensando en el bienestar que te traerá vencer tu propia resistencia inicial para avanzar con éxito.

PRACTICAR, Y SEGUIR PRACTICANDO PARA CAMBIAR EL HÁBITO. Cuando durante un largo tiempo hemos repetido un comportamiento, una creencia o una actitud, esta se convierte en un hábito que repetimos sin pensar. Cambiarlo, implica repetir una y otra vez el comportamiento, la creencia o la actitud que deseamos incorporar. Por esto, es importante ser constantes, disciplinados y perseverantes, pues solo así podremos actuar de una manera distinta, positiva y constructiva.

CUMPLE LOS PLAZOS QUE TE PONES. Para desarrollar la fuerza de voluntad es necesario establecer un plan de acción que determine el momento y la manera en la que deberemos actuar para lograr lo que deseamos. Así será más sencillo mantenernos enfocados en los pasos y las acciones a realizar, evitando caer en la tentación de distraernos, olvidar o postergar nuestro compromiso.

Canales