Saludables y ligeras

Saludables y ligeras

Risotto con tomate fresco y tomates secos

Ingredientes:

 



Preparación:
Pelar y machacar los ajos. Cortar las cebollas en cuadritos. Picar los tomates en cuadritos. Sudar en un caldero con aceite de oliva los ajos, las cebollas y los tomates frescos. Agregar el arroz y sofreírlo. Añadir el caldo o consomé de pollo caliente poco a poco. Simultáneamente, revolver con una cuchara de madera. Agregar los tomates secos picados y dejar algunos para decorar. Añadir el perejil y la albahaca picados. Dejar algunas hojas para adornar. Cuando se haya utilizado todo el caldo, agregar el vino blanco. Condimentar con la sal y la pimienta al gusto. El risotto estará listo cuando haya abierto el grano. Debe quedar al dente. Por último, agregar la mantequilla para que quede brillante y gustoso. Servir bien caliente y espolvorear cada plato con queso parmesano o pecorino rallado.

Nota: Los tomates secos los venden ya hidratados, inmersos en aceite. No obstante, si se consiguen sin hidratar, se colocan en agua tibia por dos horas, se escurren y se introducen en un recipiente con aceite de oliva.

 



Duración: 45 minutos

Rinde:4 a 6 personas